Latest News

Make your own custom-made popup window!

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore
[contact-form-7 404 "Not Found"]

Rituales de belleza que tienen una cosa en común:
el beneficio del licopeno.

cómo cuidarse con licopeno

Como mascarilla facial

Sobre una piel piel limpia podéis aplicar unas gotas del serum facial con aceite de licopeno y dejar actuar durante 10 minutos. Notaréis una piel mucho más hidratada.

Como limpiador facial

Por sus propiedades 100% naturales,el jabón de licopeno es un estupendo desmaquillante, así como un aliado perfecto como limpiador facial y como detergente corporal. Aplicar sobre la cara, humedecida con agua, una mínima cantidad y aclarar con abundante agua tibia. Notaréis enseguida una piel suave, elástica e hidratada.

Como hidratante corporal

Se aconseja el aceite corporal de licopeno por su profunda hidratación para tratar la piel agrietada, reseca… No dejéis de utilizarlo sobre todo después de la depilación, de una exposición solar, de una exfoliación… haciendo hincapié en las zonas más resecas del cuerpo, como son los codos, los talones, las rodillas… Notaréis como la piel se vuelve más suave y muy nutrida.

Como mascarilla para el pelo

El contenido antioxidante del licopeno ayuda a proteger el cabello, sobre todo si se tiene dañado por el uso de tintes, secador… Con esta práctica, mantendremos el cabello bien sano.

Recomendamos una mascarilla semanal, aplicando el aceite corporal de licopeno sobre el cabello (insistiendo en las puntas y evitando la raíz), y dejarlo actuar durante unos 20 minutos, cubriéndolo con una toalla. A continuación, lavar con un champú neutro.

Para las uñas

Deja las puntas de los dedos en remojo en un vaso con aceite corporal de licopeno antes de hacer la manicura. El resultado es unas uñas  más fuertes y resistentes.

Para tus manos y pies

Si tienes las cutículas dañadas o agrietadas, utilizar el aceite corporal de licopeno como un buen exfoliante mezclado con un poco de azúcar. Este exfoliante sirve también para todo el cuerpo.

Os proporcionamos un truco: antes de acostarse, aplicar el aceite corporal de licopeno directamente en manos y pies sobre la piel húmeda, protegiéndolos con unos guantes o calcetines viejos. ¡Os sorprenderá lo suaves que están a la mañana siguiente!